Más Finalizar compra o Ver carrito Cerrar carrito Su carrito actualmente está vacío. Continúe explorando aquí.
Más
Carrito 0

Prepárate para un huracán de manera saludable

Publicado por Alexandra Essenfeld en

Otra vez es esa época del año en la que necesitamos prevenirnos de la potencial amenaza de un huracán o una tormenta tropical. Con la inminente llegada de Irma en el área de Florida y el Caribe, y tras los catastróficos daños que Harvey dejó a su paso y que siguen afectando a miles de familias, probablemente una de las preguntas en ocupa tu mente sea ¡¿de qué rayos me voy a alimentar si estoy en un huracán?!

Los expertos pronostican que este huracán podría ser el más devastador que cualquier otro que se haya visto en el área en los últimos 25 años. Por ello, instancias como la Cruz Roja, el Centro Nacional de Huracanes, y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias aconsejan que cada hogar esté preparado con los suministros necesarios para el peor de los escenarios. Un “kit te emergencia” completo incluye artículos como linternas, abrelatas manual, baterías, navajas, radios, medicinas, y por supuesto un almacén bien surtido de alimentos.

Con Irma convirtiéndose en un huracán de Categoría 5 al mismo tiempo que lees este artículo, será mejor que te prepares con estos consejos para proteger tu salud y la de tu familia cuidando de lo que comen en lo que pasa la tormenta.

  1. Compra y bebe mucha agua:

Bottled Water

Ok, sabemos que este consejo puede parecer bastante obvio, pero ¿Qué tanta agua necesito cuando hay un huracán? Cuando ocurre un fenómeno natural como una tormenta tropical o un huracán, el agua de los grifos probablemente está contaminada, por lo que es peligroso beber, cocinar, o incluso lavar nuestros alimentos con ella. En el peor de los casos, las tuberías dejan de funcionar, lo que te privaría por completo de ella si no la compraste con anticipación.  Antes de que sea demasiado tarde, compra botellas de plástico y garrafones, y llena contenedores como termos, cubetas, e incluso tu tina de baño. Estas reservas de agua podrían ser las que te mantengan hidratado hasta que pase la tormenta. Por cada persona que haya en casa cuando estamos resguardados debería de haber 1 galón de agua. Es muy importante ya que la usaras para beber, remojarte el cuerpo e inclusive mezclarla con proteína en polvo para contenido nutritivo.

  1. Llena tu congelador (y algunas hieleras portátiles) con hielo:

ICE

Si se va la luz en tu casa, todos los alimentos perecederos que antes mantenías seguros en tu refrigerador, muy pronto serán una amenaza para la salud de tu familia. Su descomposición no solo es un duro golpe al volumen de tus provisiones para la tormenta, sino que los alimentos echados a perder también se convierten en un foco de bacterias. Si llegases a perder la corriente eléctrica, tener tu congelador y algunas hieleras portátiles llenas de hielo puede ayudarte a mantener tu comida segura por más tiempo – al menos por unas 24 horas para ciertos alimentos como las frutas. Si no tienes la oportunidad de comprar hielo y agua puedes llenar botellas de agua y bolsas ziplock de hielo para mantener tus alimentos frescos en caso de que se vaya la electricidad.

  1. Almacena productos secos:

granola bars

Sin energía eléctrica, la manera más segura de cocinar es, bueno, no cocinando. Almacena comida seca saludable, como:

  • Galletas saladas
  • Cereales
  • Barras de granola
  • Nueces
  • Frutas y verduras deshidratadas
  • Frijoles enlatados
  • Atún enlatado

Las proteinas en polvo también son una buena opción para este tipo de situaciones. Estos alimentos te ayudarán a controlar tu apetito y mantener tu energía hasta que puedas volver a disfrutar de una deliciosa comida caliente y lo único que necesitas para prepararlas es un mixer, agua y el polvo.

  1. No te hagas amigo de la comida chatarra:

Aún en medio de un huracán ¡la comida chatarra sigue siendo tu peor enemigo! No sólo porque las papas fritas y los refrescos definitivamente arruinarán tu figura—aunque seamos realistas, esto pasa a segundo plano cuando hablamos de un huracán—, pero, sobre todo, porque existen opciones que le darán a tu cuerpo los nutrientes y la energía que necesita para sobrevivir. Puede ser bastante tentador comer todas las galletas y los dulces que hay en tu casa cuando estás atrapado, con nervios y no tienes a donde ir. Pero no arruines tu salud con grasas saturadas y azúcares refinados. En su lugar trata, de seguir un menú como el siguiente:

DESAYUNO

  • 1 barra de granola
  • 1 smoothie proteico
  • 1 fruta fresca

SNACK

  • 10 almendras o
  • Una latita de atún

COMIDA

  • Ensalada de granos a la mexicana (frijoles en bola, garbanzos, elote, tomate, cebolla, cilantro, y queso fresco opcional)
  • 4 galletas integrales

SNACK

  • 25 gramos de fruta seca o
  • Una lata de atún

CENA

  • Sándwich de mantequilla de maní en pan integral y mermelada sin azúcar

Y, por supuesto, ¡mucha, mucha agua!

  1. Y por último, ¡no te olvides del alcohol!:

No, esto no es una excusa. El vino tinto y la cerveza verdaderamente traen beneficios para tu salud. Por supuesto esto no significa que el huracán Irma sea la perfecta ocasión para una épica borrachera. Necesitas estar en tus cinco sentidos. Pero no te estreses ahora que todavía no puedes hacer nada más que esperar. Así es que prende unas velas (¿recuerdas? ¡no hay electricidad!), siéntate, relájate, y deja que el alcohol calme tus nervios. Sin embargo recuerda no exagerar ya que necesitas estar alerta en caso de tener que evacuar.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario